La interculturalidad en la medicina: análisis de las botánicas en los Estados Unidos

Por: Kalee Hovetter

No es un secreto que la población latina en los Estados Unidos está creciendo cada año.  También, es bien conocido que este grupo tiende a experimentar más dificultades y obstáculos que otros grupos de inmigrantes a pesar de que se representa una porción significativa de la población estadounidense.  Según del Censo de los EE. UU. de 2010, los que identifican como “Hispanic or Latino” representan 18,5% de la población estadounidense y se esperaba que creciera un 6,3% por 2019 (U.S. census Bureau QuickFacts).   Este grupo latino representa una porción bastante grande de las personas en los EE. UU.  Además, la Agencia Central de Inteligencia estima que el español es el segundo idioma más comúnmente hablado, aunque no es reconocido en ninguna manera oficial.  Por estas razones, debe ser más inclusión del idioma y la cultura de la comunidad latina en la atención médica estadounidense.  Debido a las posibilidades de una barrera del idioma o a las diferencias en creencias de la salud, es bastante común que la gente latina evita visitar al médico.  Los centros para el control y la prevención de las enfermedades (CDC) afirma que “A reliance on traditional healing systems is common not only because it is culturally approved but also because of the lower costs involved” (Cultural Insights, 2012, 4).  Esto puede conducir a una salud general más pobre que la gente que visitan al médico con regularidad.  Un tema importante para considerar con la salud de la población latina es el de la medicina tradicional y en qué consiste esto.  

Para empezar, algunos términos claves deben ser definidos y explicados.  Como se mencionó anteriormente, una diferencia entre la salud de varias comunidades latinas y la salud común en los EE. UU. es la popularidad de la medicina tradicional.  Primero, la biomedicina o la medicina occidental es “un sistema en el cual los médicos y otros profesionales en medicina… tratan los síntomas y las enfermedades usando los medicamentos, la radiación o la cirugía” (NCI Dictionary of Cancer Terms).  Hay varios términos similares, pero diferentes, bajo esta categoría de la medicina tradicional incluyendo la medicina complementaria, la medicina alternativa y la medicina popular.  Según el National Center for Complementary and Integrative Health (parte del Instituto Nacional de la Salud, o el NIH) la medicina complementaria es “una práctica no convencional se utiliza junto con la medicina convencional” mientras la medicina integrativa es “una práctica no convencional se utiliza en reemplazo de la medicina convencional” (Complementary, alternative, or Integrative health, 2018).  Por lo tanto, las dos son posibilidades en la comunidad latina en los EE. UU.; la diferencia principal es si el individuo también elige utilizar la medicina occidental con sus remedios naturales.  Algo muy común en la comunidad latina tanto en los EE. UU. como en Latinoamérica es la medicina popular que tiene un énfasis en el espíritu y su papel en la salud.  Courtney Parker, investigadora de la Universidad de Georgia, explica que para muchos mexicoamericanos “good health is achieved by balancing the spiritual, natural, physical, emotional, moral and communal factors within one’s life” (Parker, 2017).  Aunque, ella solo habla de los mexicano-estadounidenses, la misma idea es verdad para varias otras culturas de Latinoamérica.  La medicina occidental común en los EE. UU. no incluye consideración el espíritu, así que para la gente que quieren este énfasis, tienen que buscar en otro lugar para recibir atención suficiente.  Un desafío que los médicos occidentales y los miembros de esta comunidad se enfrentan es cómo combinar las dos para crear el plan mejor para el paciente.  

Un recurso poco reconocido fuera de las comunidades que está utilizado es las botánicas.  Típicamente, son pequeñas tiendas que ofrecen hierbas y otros remedios tradicionales.  Sirven para ayudar a las comunidades latinas a recibir atención médica con la que se sienten cómodas.  Estas tiendas existen en varios partes del país, pero hay muchas tiendas diferentes dentro de la Ciudad de Nueva York y Los Ángeles, lugares en los que la población latina es muy fuerte.  Cuevas Health Food Store en Los Ángeles, California, afirma “We don't sell Analgesics, Antibiotics Chemical Medicines or Medical Prescriptions. We only sell Nutritional food and supplements that enhance the health” (https://www.facebook.com/CuevasHealthFood).  Por la mayoría estos dueños no han recibido ninguna forma de entrenamiento formal, pero a veces son dirigidos por personas con títulos médicos.  Es posible que las botánicas puedan servir como la primera parada para algunos latines cuando necesitan la atención médica.  Puede ser una buena cosa, pero también puede ser un problema si estas personas tienen una enfermedad no relacionada al espíritu que requiera la atención de un médico y no buscan esta forma de ayuda.  Por esta razón y otras, las botánicas y sus remedios son muy beneficios para las comunidades latinas, pero no están sin sus peligros.  

Las botánicas han creado un lugar más o menos seguro para personas que vengan a recibir consejos médicos o espirituales.  Mucha gente no quiere ir al médico por varias razones, ya sea debido a los altos costos de la atención médica en los EE. UU., sentimientos de intimidación, o algo completamente diferente.  Así que es importante que esta gente tenga un lugar en donde se sienta cómoda hablando de su salud con alguien que le pueda ayudar.  Como se mencionó anteriormente, Courtney Parker describe que pueden “serve as initial access points for those facing cultural barriers to mainstream care” (Parker, 2017).  Desafortunadamente, es común que cuando alguien llega a los EE. UU. de otro país en general, pero específicamente de Latinoamérica, se siente abrumado por el sistema de la salud aquí.  Así que, si hay alguien en quien confían, puede permitirles desarrollar una confianza en las posibilidades de obtener cuidado de una manera más formal que familia o amigos.  

Mientras es posible que los dueños de las botánicas no tengan entrenamiento formal de la salud, a menudo tienen muchos años de experiencia en las enfermedades, tanto las alopáticas como las populares.  Por esta razón también es bueno que la comunidad latina tenga un lugar seguro donde pueda recibir consejos para las enfermedades con raíces espirituales que la mayoría de los médicos alopáticos que no saben nada de otras enfermedades no-occidentales.  Consumer Reports describe las botánicas como “a place where folk medical traditions intersect with centuries of religious beliefs” (Latino use of alternative medicine and Botanicas, 2012).  Al llegar a un país nuevo con creencias diferentes, puede ser difícil encontrar otra gente con ideas similares para ayudarle.  Para los inmigrantes y otros miembros de la comunidad que creen en la medicina popular, es importante tener un lugar como las botánicas para alguna forma de la atención médica.  Es intimidante ir al médico que habla otro idioma y tiene diferentes creencias, especialmente si se cree que la enfermedad es relacionada al espíritu y los médicos occidentales no saben nada de eso.  También, a veces, personas solo necesitan un ambiente relajante para calmarse.  Consumer Reports nota los sentimientos de tranquilidad y curación solo al entrar a las tiendas (Latino use of alternative medicine and Botanicas, 2012).  No es un secreto que hay varias enfermedades causadas por el estrés, así que es bastante posible que estas enfermedades puedan ser ayudadas por reducir los niveles de estrés.  Si este es el caso, visitar un lugar relajante como las botánicas y hablar con alguien que entienda sus preocupaciones y cómo pueden ser relacionadas al espíritu puede ayudar con estas enfermedades.  

A pesar de que las botánicas son geniales para inmigrantes y la comunidad latina en los EE. UU. que no prefieren el sistema de salud aquí, todavía tienen preocupaciones relacionadas a su seguridad.  Un gran problema que es un poco aterrador se deriva de la falta de comunicación entre los médicos y sus pacientes latines.  Desafortunadamente, es bastante común que el tema de las hierbas u otros suplementos naturales nunca se trae a la conversación durante las visitas al médico.  Consumer Reports explica, “Mixing healing and spiritual techniques with conventional medical treatment could be a potent combination” (Latino use of alternative medicine and Botanicas, 2012).  No es por la culpa del paciente latinx, sino mejor una falta en la educación de muchos de los médicos en los EE. UU.  Se aprende de la competencia cultural y que cada cultura tiene diferentes ideas de la significancia de la salud, pero debe ser beneficioso explicar más detalles de estas diferencias.  Sería muy útil enseñar a los estudiantes de medicina cómo otras culturas practican medicina y cómo piensan de la salud, especialmente las que son prevalentes en su comunidad y los EE. UU. en general. También, es importante que estos estudiantes aprendan sobre qué temas deben preguntar cuando toman una historia clínica de los pacientes.  Si los médicos saben preguntar sobre los remedios y suplementos naturales, sus pacientes latines podrían sentirse más cómodos abriéndose no solo de estos tratamientos, pero también de su salud en general.  

Otra preocupación con el uso de los tratamientos naturales de las botánicas trata de la seguridad e identidad de los productos.  Con la mayoría de las medicaciones occidentales, hay muchos niveles de regulaciones estrictas.  Hay organizaciones tanto en el mundo privado como en el gobierno estadounidense que crean y hacen cumplir las regulaciones de seguridad.  Consumer Reports empieza la discusión por decir, “Potential concerns include accurate product identity, freshness, contamination with heavy metals and pesticides, and interactions with medications” (Latino use of alternative medicine and Botanicas, 2012).  Si no hay ninguna forma de regulaciones o controles de seguridad, abre las posibilidades de varios peligros.  Por ejemplo, las comidas (o las hierbas) que son vendidas en grandes supermercados a través de los EE. UU. no se pueden vender sin un etiquetado adecuado y preciso.  Amanda L. Risser y Lynnette J. Mazur añaden “Patients may use medications brought or imported from other countries or use medications from previous treatments that could be inappropriate or dangerous” (Risser y Mazur, 1995).  Otra vez, si no hay regulaciones de la gente que produzca las hierbas y otros suplementos, debe haber regulaciones cuando los dueños de las botánicas o algo antes de que el paciente use el remedio.  Es crucial que los dueños sepan lo que están vendiendo y sus clientes sepan lo que están consumiendo.  Incluso si relevan su uso de los remedios naturales con su médico, si los tratamientos incluyen ingredientes que no deberían, todavía podría haber reacciones adversas con otros medicamentos.  Sin embargo, alguna creación de reglas para los remedios naturales debe ser dirigido por alguien que entienda su uso e importancia. Para el futuro, hay cambios necesarios tanto con los dueños de las botánicas como con los médicos para asegurar la salud buena de la comunidad latina en los EE. UU. 


Fuentes Citadas

Complementary, alternative, or Integrative health: What's in a name? (2018, jul). Recuperado feb 6, 2021, de https://www.nccih.nih.gov/health/complementary-alternative-or-integrativ...

Cuevas Health Food Store. (n.d.). Recuperado feb 6, 2021, de https://www.facebook.com/CuevasHealthFood/

Cultural Insights; Communicating with Hispanics/Latinos [Pamphlet]. (2012). Centers for Disease Control and Prevention.

Latino use of alternative medicine and Botanicas. (2012, feb). Recuperado feb 7, 2021, de https://www.consumerreports.org/cro/2012/02/is-it-safe-to-buy-herbs-from...

NCI Dictionary of Cancer Terms. (n.d.). Recuperado feb 6, 2021, de https://www.cancer.gov/publications/dictionaries/cancer-terms/def/wester...

Parker, C. (2017, mar 5). How traditional medicine can play a key role in Latino health care. Recuperado feb 6, 2021, de https://theconversation.com/how-traditional-medicine-can-play-a-key-role...

Risser, A. L., & Mazur, L. J., MD, MPH. (1995). Use of folk remedies in a Hispanic population. Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, 149(9), 978-981. doi:10.1001/archpedi.1995.02170220044006

U.S. census Bureau QuickFacts. (n.d.). Retrieved October 08, 2021, from https://www.census.gov/quickfacts/fact/table/US/RHI725219#qf-headnote-b

 

About Author(s)