Guatemala, de crisis en crisis, y el comediante que pretende calmar sus ansias

April 27, 2016

Guatemala está sumida en una crisis política como nunca en su historia, con un presupuesto desfinanciado, el ex binomio presidencial tras las rejas, un Presidente transitorio y a dos meses que asuma el recién electo gobernante. Se trata de un novato que ha recibido la venia de la población, porque ha sido a la fecha, el Presidente más votado en la historia de este país centroamericano.

Los guatemaltecos se decantaron por Jimmy Morales, un actor y comediante conocido en todo el país pero nuevo en la política. En menos de 6 meses pasó a liderar las encuestas, justo cuando el país se encontraba en pleno levantamiento ciudadano por los hechos de corrupción que obligaron a renunciar al ex Presidente Otto Pérez Molina y a su ex Vicepresidenta, Roxana Baldetti.

El recién electo Presidente de Guatemala para los próximos cuatro años, era la única opción que no representaba más de lo mismo, ya que los últimos casos de corrupción han envuelto a candidatos de casi todos los grupos que participaron en la contienda electoral. Aún así el  partido de este novato político no se salva -Frente de Convergencia Nacional (FCN)-, ya que sus fundadores y quienes están detrás de Morales, son militares retirados, de los conservadores, de los que participaron en la guerra interna que vivió Guatemala. Uno de ellos, incluso, acusado por cometer delitos de lesa humanidad.

El comediante fue al balotaje el pasado 25 de octubre contra Sandra Torres, ex Primera Dama de la Nación -durante el gobierno de Álvaro Colom- y ganó las elecciones con el 67,44% de los votos, el candidato más votado del país, a pesar del gran número de abstención que hubo en la segunda vuelta electoral. Si bien tuvo un alto porcentaje de votantes, solo un 56% de los empadronados acudió a las urnas, lo que significa que un buen grupo de la población estaba consciente de no ir a votar porque ninguna de las dos opciones le convencía, lo que pone a Morales en una situación complicada para ganarse la confianza del resto de los ciudadanos.

Al recién electo Presidente de Guatemala le han aumentado las críticas desde que ganó las elecciones, por no saber atender a la prensa y no actuar ante losseñalamientos hacia los que integran su equipo. Morales ha reconocido que tendrá cuesta arriba gobernar con apenas 11 legisladores de 158 –tres de ellos contratistas del Estado- y un presupuesto desfinanciado.

En las redes sociales también puede observarse cómo la población reconoce la debilidades y carencias que pueda tener Morales para conducir un país pero le dicen que “no está solo”.  Ellos son llamados Jimmyliebers. Sí, como las fans leales del famoso cantante canadiense Justin Bieber, que lo defienden a capa y espada, que no aceptan críticas, que dicen que le ayudarán a protestar ante otros organismos si lo necesita.

Pero que Morales sea actor no es el tema que más preocupa a los guatemaltecos, ya que no es la primera vez que en un país elige a un gobernante que salió de losestudios de la televisión, como nos recuerdan dignatarios de Estados Unidos y México. El punto acá es si los guatemaltecos podrán sobrevivir a esta crisis política, ya que Morales llegó con un mandato que le dio la población: o hace las cosas bien o debe irse. Los mismos ciudadanos lo han dicho en las redes sociales, creen que es más fácil sacar del poder a un inexperto que a un viejo político que tiene muchos favores que pagar, como lo representaban sus principales contendientes, Sandra Torres y Manuel Baldizón en su momento.

La confianza de los guatemaltecos está puesta en  la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG)  y el Ministerio Público, que cada semana destapan casos de corrupción y han llevado a prisión a casi una centena de personas, entre ex funcionarios y empresarios. Lo que más ha indignado, es que la mayoría de los procesos están relacionados con salud y que por ganar dinero en contratos maliciosos han fallecido personas. Esas denuncias hicieron que los guatemaltecos fueran protagonistas de grandes movilizaciones pacíficas para demandar cambios en el Gobierno.

La crisis en Guatemala sigue y no da señales de detenerse, con procesos judiciales abiertos cada semana, antejuicios contra funcionarios, unido a desastres naturales del que el país es vulnerable, como el reciente caso de un deslave en el queperdieron la vida más de 200 personas. Las arcas del Estado están vacías y no hay dinero para pagar salarios, derivado de la  baja recaudación fiscal de los últimos meses y mediante una estructura criminal que defraudó al país.

La gran incógnita ahora es si Morales alzará vuelo hacia nuevos rumbos para financiar al Estado, para ganar la confianza de la población y comenzar las acciones encaminadas a mejorar la salud, la seguridad y la reactivación económica, que son las principales demandas. Los guatemaltecos están con ansias de cambios o volverán a salir a las calles.

About Author(s)

Conié Reynoso
Conié Reynoso is a journalist from Guatemala. She has covered topics related to politics and justice in her home country and has worked with the Pan American Health Organization. She studied communication sciences at the University of San Carlos and did a master in communication and policy at Panamericana University in Guatemala. She is also founder and member of Biciudad, an organization that promotes the use of bicycles and road safety laws in Guatemala.