Hijo de Presidenta de Chile Renuncia a Puesto de "Primera Dama" tras Escándalo

October 10, 2016

Sebastián Dávalos Bachelet, el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, renunció al cargo de director de la Dirección Sociocultural de la Presidencia de Chile el 13 de febrero pasado en medio de una álgida controversia por un préstamo bancario que obtuvo en circunstancias sospechosas.1

Dávalos se transformó en el blanco de críticas por parte de la ciudadanía y partidos políticos de gobierno y oposición por usar su posición como hijo de la presidenta  para recibir un préstamo beneficioso para la compañía que tiene en sociedad con su esposa, Caval. Hay al menos tres hechos sospechosos en el préstamo. Primero, Caval, con tan sólo un capital de USD $10 mil, recibió un préstamo por alrededor de USD $10 millones. Existe un amplio consenso en Chile en que es imposible para una pequeña empresa obtener un préstamo 100 veces superior a su capital inicial. Segundo, Dávalos obtuvo  el préstamo tras reunirse con el vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, el hombre más rico del país (se estima que su patrimonio es de USD $14.500 millones). La crítica es que Luksic se reunió con Dávalos simplemente por ser hijo de Bachelet. Estas circunstancias hicieron que en Chile se acusara a Dávalos de “tráfico de influencias”. El tercer punto es que se acusa a Dávalos por “uso de información privilegiada”, porque sabía que el valor de los terrenos subiría rápidamente debido a que serían integrados como parte de un plan regulador gubernamental. De hecho, Dávalos vendió los terrenos hace unos días por cerca de USD 14 millones.1

El negocio de Dávalos le permitió, sin mayores méritos, pasar a ser parte del 1% más rico del país sólo por ser hijo de la presidenta. Este hecho llama particularmente la atención por ser el de Bachelet un gobierno progresista que ha puesto mucho énfasis en construir un país más justo, donde exista una mayor igualdad de oportunidades.  

En un intento por aplacar la controversia, Dávalos entregó una Declaración de Patrimonio (que tampoco fue muy completa). Su esfuerzo no le ayudó y tuvo que renunciar a los pocos días, en un discurso donde se disculpó pese a negar haber cometido delitos. “No me queda más que pedir humildemente perdón por este amargo momento. Entiendo además que esto para algunos pudiera no ser suficiente. Es debido a lo anterior que he decidido dar un paso al costado y renunciar a mi cargo de Director Sociocultural de la Presidencia” declaró.2  

La Dirección Sociocultural de la Presidencia fue creada en 1990 durante el gobierno de Patricio Aylwin, como una manera de agrupar a las fundaciones dirigidas por la Primera Dama o esposa del presidente. Como Bachelet es divorciada, decidió designar a su hijo mayor en el puesto, Sebastián. La misión de la dirección es “presidir, coordinar y organizar el trabajo de las fundaciones dependientes de la Presidencia de la República de Chile.” Las fundaciones incluyen la fundación de la familia, la promoción y desarrollo de la mujer (PRODEMU), y la fundación integra que promueve la ayuda de los niños que vivan en la pobreza.3

Tras la renuncia de Dávalos, Luksic también se disculpó, aunque solamente con los trabajadores de su banco: “Asumo ante usted mi total responsabilidad y siento sinceramente no haber previsto entonces las complejidades y consecuencias que tendría este encuentro.”4

La controversia claramente ha afectado la credibilidad del gobierno, pero todavía no está claro cuán profundo es el daño causado por Dávalos a la administración que dirige su madre. En su primer discurso sobre el escándalo, Bachelet dijo: “Yo quisiera ser muy clara. Como presidenta, mi compromiso, primero que nada, es con el anhelo de las grandes mayorías de vivir en un país donde no existan privilegios, en que las oportunidades estén disponibles para todos y todas por igual y que la ley la respetemos todos.” La presidenta también afirmó que “no tuve ninguna información” sobre los negocios en los que estaba implicado su hijo, afirmando que se enteró por la prensa.5 Bachelet asumió la presidencia en marzo de 2014 y tiene tres años más para gobernar.

Aunque Chile no es el único país que tiene dependencias del estado bajo el liderazgo de la Primera Dama, esta controversia podría eliminar la norma de entregarle un puesto de confianza a alguien simplemente por sus lazos sanguíneos.

 


 

Referencias:

 

1. “Son of Chilean President Michelle Bachelet resigns” BBC News. 14 febrero 2015.

Ver :  http://www.bbc.com/news/world-latin-america-31466026

2. Jiménez, Marcela. “Dávalos no resiste la presión política y renuncia tras escándalo de abuso de poder y privilegios” 13 febrero 2015. Ver: http://www.elmostrador.cl/pais/2015/02/13/davalos-no-resiste-la-presion-politica-y-renuncia-tras-escandalo-de-abuso-de-poder-y-privilegios/

3. La dirección sociocultural de la presidencia. Ver:http://www.direccionsociocultural.gob.cl/fundaciones/

4. “Andrónico Luksic asume responsabilidad por polémica cita con Sebastián Dávalos” 20 febrero 2015. Ver: http://www.24horas.cl/politica/andronico-luksic-asume-responsabilidad-por-polemica-cita-con-sebastian-davalos-1587223

5. “Bachelet por la renuncia de su hijo Sebastián Dávalos: Han sido momentos difíciles" 23 Febrero 2015. Ver: http://www.publimetro.cl/nota/politico/bachelet-por-la-renuncia-de-su-hijo-sebastian-davalos-han-sido-momentos-dificiles/xIQobw!WaUdx3Jh8QdU/

 

About Author(s)

Connor Weber
Connor Weber is an undergraduate senior at the University of Pittsburgh where he majors in Political Science along with a minor in Spanish and a certificate in Latin American studies. In the Spring of 2013 he studied abroad in Cuba for the semester as part of the program Pitt in Cuba. His time there greatly shaped his interest in U.S. foreign policy and U.S. & Latin American relations. He currently works as an intern for Panoramas and is eager to conduct research this summer in Costa Rica.