25 Años después de Stroessner: La democracia en Paraguay

October 20, 2016

Para marcar el aniversario de 25 desde el fin de la dictadura paraguaya de Alfredo Stroessner, presidente Horacio Cartes prometió combatir el “déficit de una prolongada transición" en relación a una falta de democracia en este país. La dictadura de Stroessner, que duró desde 1954 hasta 1989 un total de 35 años, fue la dictadura más larga en la historia de Latinoamérica y dejó la sociedad paraguayo con una lucha para restaurar la democracia. El presidente Cartes dice que la corrupción y pobreza son problemas grandes en la sociedad, y que no hay que ocultar estos problemas sino enfrentarlos.

En el discurso también dijo, “Esta fecha singular debe servir esencialmente para que el pueblo paraguayo y sus autoridades reafirmemos nuestro compromiso de fortalecer y perfeccionar cada día nuestro sistema democrático y republicano.”

Continue, “Seremos verdaderamente libres cuando nos sacudamos para siempre de las cadenas del subdesarrollo y de la inequidad. Libramos contra la pobreza la gran batalla a vencer.”

El dictador Stroessner gobernó Paraguay con el miedo y la represión. Como la mayoría de las otras dictaduras latinoamericanas, su reinado fue marcado por la tortura, la desaparición y el exilio. El régimen militar utilizó táticas de tortura como la picana eléctrica y el submarino para que las víctimas hablen. Según el informe de la Comisión de Verdad y la Justicia, hubo 20.000 detenidos durante el Stroessnerato.

Andrés Rodríguez, el consuegro de Stroessner, ejecutó un golpe de estado en la madrugada del 3 de febrero de 1989 y el general cayó del poder. Stroessner escapó a Brasil, donde vivió 17 años más en exilio político. Después del golpe, General Rodríguez dijo que “las metas de la expulsión fueron la democratización del país, la dignificación de las fuerzas armadas, la defensa de los derechos humanos y de la religión cristiana.” Rodríguez asumió la presidencia inmediatamente después del golpe y en mayo del mismo año, ganó las elecciones como el candidato del Partido Colorado. En 1992, el país adoptó una nueva constitución que limitó la presidencia a un plazo de cinco años. El año siguiente Rodríguez renunció la presidencia. Desde entonces, las elecciones democráticas han determinado los presidentes de Paraguay.

En su discurso el presidente Cartes alabó esta constitución de 1992 que declara la "plena libertad política, de prensa y de expresión” para los paraguayos. Aunque las palabras de Cartes predican progreso y la idea de la democracia, el pasado político del país no dice exactamente lo mismo. Desde el año 1947, el Partido Colorado ha gobernado este país casi sin ser interrumpido. En 2008, esta cadena rompió cuando Fernando Lugo, un ex-obispo afiliado con el Partido Demócrata Cristiano, ganó la eleccion. Esta cesación terminó en 2012 con la acusación de Lugo. Él fue acusado de acción irresponsable en relación a un desalojo forzada en que siete policías y nueve granjeros fueron matados. En la elección del 21 de abril de 2013, Horacio Cartes del Partido Colorado ganó y continuó la serie de presidentes colorados.

Presidente Cartes, un empresario que recientemente decidió probar su suerte en la política, prometió el cambio para Paraguay. Él dice que quiere alejarse del pasado de corrupción associado con el Partido Colorado. Después de la elección, dio su imperio de negocios a su hermana para evitar la mezcla de sus intereses públicos y privados. También promete mejorar la infraestructura del país como las carreteras, los aeropuertos y las líneas eléctricas. Aunque Cartes promete un nuevo futuro democrático para Paraguay, el tiempo dirá si puede cumplir sus promesas y cambiar el camino que el Partido Colorado ha tomado en el pasado.

About Author(s)

Madeline Townsend
Madeline is a senior at the University of Pittsburgh. She is pursuing a degree in Spanish and Global Studies, with a focus on the Latin American region. She plans to present an honors thesis on visual representations of the internal conflict that occurred in Peru between 1980 and 2000. She also studies Portuguese and Film Studies as minors and works as one of the Panoramas interns.