Una crítica a “La Travesía de Enrique”

April 26, 2016

En el libro “La Travesía de Enrique: la arriesgada odisea de un niño en busca de su madre”, la autora Sonia Nazario habla en el prólogo de la mayor oleada de inmigración en la historia de los Estados Unidos, en la cual unos 700.000 inmigrantes entran ilegalmente cada año. En décadas anteriores, los padres iban a EE.UU. a trabajar y mandar dinero a la madre e hijos que quedaban en casa. Pero ahora es muy distinto: hay una tendencia de madres solteras centroamericanas que dejan a sus hijos con sus familias y se marchan a los Estados Unidos para mandar dinero. El objetivo es que sus hijos puedan vivir bien hasta que puedan reunirse y vivir una situación económica mejor.

“Muchos, incluyendo a Enrique, empiezan a idealizar a sus madres. Recuerdan cómo ellas los alimentaban y los bañaban, cómo caminaban juntos al jardín de infancia. En la ausencia, estas madres se agigantan. Para ellas es una lucha poder comer y pagar el alquiler en los Estados Unidos, pero en la fantasía de sus hijos se vuelvan la personificación misma de la salvación, la respuesta a todos los problemas. Encontrarlas se vuelve para ellos la demanda del Santo Grial.”1 Entonces La Travesía de Enrique explora la tendencia de madres solteras centroamericanas que dejan a sus hijos, quienes luego hacen el viaje peligroso hacia al norte para encontrarlas. Los niños quieren seguir a sus madres mayormente porque tienen que saber si todavía su madre los ama. Para que los lectores puedan, de la mejor manera posible, entender el abandono que sienten los niños, y la lucha que enfrentan las madres en los Estados Unidos, Sonia Nazario siguió a Enrique en su octavo intento por ingresar a EE.UU. para encontrar a su madre.

En el primer intento, Enrique y su amigo llegaron hasta Veracruz, México, pero luego la “migra”, el nombre con el que se denomina a funcionarios del gobierno que contienen la inmigración ilegal, los deportó a Guatemala en el bus conocido por los viajeros como “el bus de lágrimas”. En el segundo, tercer, y cuarto intentos cometió el error de quedarse dormido y fue deportado en las localidades mexicanas de Tonalá, Chahuites, y Tapachula, respectivamente. En el quinto viaje fue capturado caminando por las vías en Querétaro, México. En el sexto pudo avistar los Estados Unidos pero lo capturaron comiendo y fue enviado a un centro de detención para luego ser enviado en el autobús otra vez. En el séptimo intento seis hombres lo golpearon y le quitaron el papel donde tenía el número de su madre. Como consecuencia, tuvo que internarse en una clínica. Luego intentó seguir su camino a pesar del dolor, pero la migra lo detuvo de nuevo y lo deportaron en bus otra vez.

La historia que relata la perseverancia de Enrique y, por otro lado, su madre trabajando y viviendo en EE.UU., es una de pena y alegría. Para realizar el libro Nazario se subió a muchos trenes, en los que hablaba con otros niños migrantes, y visitaba cada lugar en la travesía de Enrique.

Los lectores tienen que recordar que este es solo una mirada a  la travesía de un niño hondureño y su familia. El libro ayuda a explicar esta tendencia y poner una cara humana en el debate sobre inmigración. Es un libro brillante que todos deberían leer para entender lo que pasa a muchos niños centroamericanos en su travesía a Estados Unidos.

Es importante mencionar que este libro no tiene todo de la información sobre el debate migratorio porque el enfoque es en los niños que buscan a las madres que los abandonaron. Hay más información sobre la familia de Enrique ahora, discusiones con Sonia Nazario y también este tema en www.enriquesjourney.com.


Bibliografía

1)  Nazario, Sonia. La Travesía De Enrique: La Arriesgada Odisea De Un Niño En Busca De Su Madre. New York: Random House, 2006. 7. Print.

About Author(s)

Emma Freedman
Emma Freedman is a senior at the University of Pittsburgh working as an intern for Panoramas. She is majoring in Urban Studies along with a certificate in Latin American Studies and Global Studies. She studied abroad twice in Buenos Aires, Argentina which heavily shaped her interest in the region. She plans to continue working for the nonprofit, Moche Inc. in Trujillo, Peru after graduation.